Avisos clasificados: historia y utilidad

Un poco de historia

Un clasificado es una forma de anunciar una oferta o demanda de bienes o servicios. La utilidad de expresar por la palabra escrita una necesidad data de la época de Pompeya, e incluso antes. Ya en el siglo XV, en Londres se dejaban en los muros, notas manuscritas, tanto por parte del gobierno, con sus comunicados a la población, como del pueblo mismo. En el siglo XVII era común ya, la publicación de  obras de teatro y nuevos libros, de objetos perdidos, en periódicos ya de tirada masiva. En el sigloXVII, el francés Renaudot, inició la publicación de un tabloide en el que los parisinos podían comprar o vender bienes y buscar u ofrecer empleo, en 1631, fundó La Gaceta, el primer periódico francés.

En América, apareció el antecedente más contundente de los actuales anuncios clasificados, en 1704, cuando el Boston News Letter, abriera una sección para que la gente del lugar ofreciera sus propiedades y bienes. Fue tan útil que se expandió la idea por el resto del  mundo.

Anunciar en la actualidad

Gran sorpresa se llevarían estos antepasados gráficos, al ver que en este presente, Internet multiplicó infinitamente las posibilidades, generándose miles de páginas dedicadas a este mismo fin. Hoy, en minutos de navegación, se puede publicar en diferentes portales, llegando a un público ilimitado. Estas nuevas opciones dejan atrás a los medios de papel, no solo por el alcance, sino por el costo. Si se tuviera que pagar por tantos anuncios, el costo sería muy elevado.

Comprender cómo fluctúa el usuario de Internet, nos permitirá tomar atajos eficientes. Google proporciona en su sitio Tendencias, un claro esquema sobre lo que busca la gente en todas las categorías, incluyendo gráficos. En este lugar podrás acceder las  palabras y frases que se utilizan para buscar cada tema. La estrategia consiste en ver estas claves como códigos de acceso a tu anuncio. Si al redactar tu anuncio te sintonizas con estas tendencias, es posible que logres excelentes resultados.

Por ejemplo, si quieres vender tu cámara digital, buscas las frases más comunes con que la gente accede y las zonas geográficas donde hay más búsqueda de cámaras digitales. Si tu anuncio se redacta con esas palabras claves y se dirige al público con mayor índice de búsquedas, le aportas  un plus a los resultados de tu anuncio.

Hoy las personas compran, venden  o contratan, estimulados por las imágenes, un aviso ciego, no es atractivo, sube la mayor cantidad de archivos de imágenes de tu producto, u ofrece tus servicios graficándolos en imágenes; si buscas empleo, elige una buena foto actualizada. Todos “leemos” los rostros,  de alguna manera, eso nos infunde confianza.

Aunque la evolución tecnológica arrasó con cualquier expectativa, el sentido de un anuncio clasificado es siempre llegar a la mayor cantidad de personas, para lograr nuestros objetivos.

 

Matias Pecorari

Editor general y redactor de contenidos en Red Estrategia. Especialista en Adwords y Adsense. Hincha fanático del club Colón de Santa Fe. Pueden seguirme en mi cuenta de Twitter @matupeco20

Comentarios

Comentarios